Rincones bellos de Belcastel

SEGUIMOS DE RUTA

Despertamos en Albi, Francia. Desayunamos en el apartamento antes de continuar con el road trip por midi pyrénées.

Son las 8 de la mañana y la población de Albi todavía duerme, solo alguna panadería tiene encendidas las luces e impregna la calle con olor a pan recién hecho.

La primera parada de hoy será recorrer las calles de Albi.
Vamos directos al casco antiguo ya que estamos alojados un poco retirados del centro.
Ésta ciudad fue fundada en tiempos del Imperio Romano, conocida como Albiga.

Paseando por sus calles adoquinadas, destaca uno de sus monumentos principales, la Catedral de Santa Cecilia, es la catedral más grande del mundo construida de ladrillo rojo.
La entrada es gratuita!

Seguimos paseando dirección al Palacio de la Berbie, un antiguo palacio episcopal y actual sede del Museo Toulouse-Lautrec.

En el mismo palacio encontramos los Jardines de la Berbie, es un jardín típico francés precioso, además te regala una vista única y muy romántica de las orillas del río Tarn y el puente viejo.
Estas dos construcciones están catalogadas como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Nosotros lo pillamos cerrado ya que era todavía muy temprano, pero aquí os dejamos una lista con los precios actualizados del museo:

  • Adultos: 10€
  • Estudiantes: 5€
  • Familias (2 adultos + 1 niño) : 21€
  • Niños: Gratis
  • Exposición temporal: 8€
  • Audioguía: 4€
Jardines de la Berbie, Albi

Como estaba cerrado, seguimos caminando hacia el Puente Viejo, uno de los más antiguos de Francia.
Es un puente medieval, formado de múltiples arcos iguales que cruza el río Tarn.
Desde este puente, adquirimos la mejor vista de la ciudad dominada por la inmensa Catedral y el museo.

Seguimos recorriendo las calles empedradas de Albi en búsqueda de rincones bonitos.
Nos encontramos con esta casa albigena del siglo XV con sunhou, mitad de madera y mitad de corbellón.

Después de caminar sin rumbo fijo por las calles de Albi,llegó el momento de continuar con el road trip.
Cogimos el coche y tras los siguientes 25 km llegamos a la población de Cordes sur Ciel.

Entrando a Cordes sur Ciel, Francia

Es un pueblo medieval precioso y parece sacado de un cuento, situado sobre una colina con cuatro murallas que protegen sus callejones estrechos.

Está catalogado como uno de los pueblos más bellos de Francia «Les plus beaux villages de france» y también considerado como uno de los «Grands Sites Midi-Pyrénées» .
Os aseguramos que es una auténtica joya medieval.

El pueblo se construyó para albergar a toda la población de la zona que se había quedado sin refugio, durante la cruzada de la Inquisición Francesa.
Es la primera villa fortificada de Francia y por eso es una de las más importantes.

Nosotros nos dejamos llevar sin mapa, ya que es digno de perderse por sus calles adoquinadas y laberínticas, admirando la belleza de sus puertas y fachadas.

Aparcamos en la parte de abajo del pueblo y nada más empezar a subir ya estábamos con la boca abierta, y no solo por la subida empinada que nos esperaba hasta el casco antiguo.

Fuimos directos a la parte alta de Cordes sur Ciel para ir bajando después poco a poco, nos dejamos llevar por sus callejones, caminando sin sentido de este a oeste y admirando por todas partes este lugar tan mágico.

Eran las 10 de la mañana pasadas y empezaba a llenarse de turistas, intentando evitar la multitud bordeamos una de las torres y dimos a parar con un pequeño mirador desde el que se contemplan los valles de Tarn.

Ventana de Cordes sur Ciel, Francia

Ya era hora de poner rumbo al siguiente destino, pero antes…nos quedaba por ver otro punto de la ciudad.
Volvimos al coche y fuimos dirección a otro mirador.

Para llegar a este mirador poner las coordenadas: 44,0628061 1,9761188
Aparcad donde podáis y seguir andando por el camino (nosotros aparcamos por el caminito de arena).

Vale realmente la pena hacer una parada y admirar la vista al pueblo de Cordes sur Ciel desde aquí.
Si vienes sobre el amanecer puedes verlo con una neblina preciosa y parece que esté por encima de las nubes.

Mirador con vistas a Cordes sur Ciel, Francia

Y con esta preciosa imagen continuamos el road trip, tras 1 hora y 15 min de coche llegamos a Belcastel, en el departamento de Aveyron.

Un lugar bello clasificado también como «Les plux beaux villages de France» en el que destaca su castillo.

Este pueblo medieval quizá no tenga el encanto de las ventanas coloridas, pero a nosotros nos cautivó por completo por su entorno, el silencio y la paz que se respiraba.
Este es uno de nuestros rincones favoritos de nuestro día 2 por la región de Midi Pyrénées.

Entrando en Belcastel, Francia

Belcastel es un pueblo muy pequeño pero con mucho encanto, solo alberga 48 residentes durante todo el año.
Tuvimos la gran suerte de que cuando llegamos no había nadie, así que aprovechamos para hacer un almuerzo-comida en nuestro camping gas para comer tranquilos ya que la lluvia nos venía pisando los talones.

Después de comer empezamos nuestro paseo por la zona, comenzamos por la parte baja del pueblo, cruzamos el puente y obtenemos unas vistas maravillosas de toda la villa medieval con su castillo en lo más alto.
Pasamos un buen rato paseando por un enorme césped en la orilla del río de Aveyron.

Esta zona del césped pertenece a un camping, creemos que estaba cerrado en la época que fuimos pero es un sitio perfecto para alojarse si te gusta la acampada.

Después volvimos a cruzar el puente y empezamos a subir por el pueblo de Belcastel, otro pueblo más con sus calles adoquinadas que no defrauda.

Como hemos dicho es muy pequeñito y solo tiene para visitar el Castillo, que lo pillamos de nuevo cerrado (abrían 2 días después), la Iglesia de Santa Magdalena, el puente y la Casa de la Fragua, donde puedes conocer los antiguos oficios de Belcastel.

Pasamos bastante rato disfrutando de la naturaleza de este lugar y se nos fué el tiempo, cuando nos dimos cuenta eran pasadas las 4 de la tarde y todavía nos quedaba una última parada antes de llegar a nuestro próximo alojamiento.
Fuimos al coche y pusimos dirección a Salles la Source.

Nada más entrar al pueblo te encuentras de frente con la «Cascade de Salles-la-Source».
Un salto de agua impresionante con una fuerza brutal!
La naturaleza siempre tiene algo que regalarnos y en este viaje no paraba de sorprendernos.

Aparcamos el coche y fuimos corriendo como niños pequeños a admirar esa maravilla, a unos metros de ella ya empezabas a mojarte pero no pudimos evitar ponernos debajo de ella!

Acabamos empapados pero qué rato más divertido pasamos jaja

Seguimos el curso de la cascada y bajamos el pueblo bordeando el río y dimos con una segunda cascada, ésta más pequeña pero con un color precioso.

Cascada pequeña de Salles la Source

Antes de que se fuese el sol, aprovechamos para pasear por las calles de Salles la Source y aunque éste no fuese tan espectacular (o alomejor fue nuestra percepción después de ver semejante cascada) , es realmente bonito y tiene miradores muy bellos de todo el valle de Aveyron.

Se nos hacía tarde y teníamos ganas de llegar al alojamiento, así que nos fuimos hacía Conques a poner punto y final a nuestro segundo día de ruta por Midi Pyrénées.

Cuándo llegamos a Conques ya estaba anocheciendo pero se podía apreciar lo bonito que era.
Antes de ir al alojamiento, echamos un vistazo rápido por el alrededor, no podía tener una ubicación mejor.
Situados justamente en la entrada a la plaza principal, uno de los puntos más fotografiados del lugar.

Nos sonaban las tripas y nos daba pereza cocinar en la calle con el frío, así que nos comimos un bocadillo en el bar del albergue.

Nos alojamos en «Auberge Saint Jacques» pagamos 50€ entre los 2 por una habitación doble.

Después de zamparnos el bocata subimos a ducharnos y descansar.
Tumbados en la cama, no podíamos dejar de repasar todo lo que habíamos visto en solo 2 días, nos quedaba mucho por recorrer todavía.
El día 3 de ruta también prometía mucho.

10 Comentarios

  1. que increíble ha de haber sido recorrer la carretera con tremendos paisajes! me encantaría poder realizarlo algún día, hacer roadtrip en Europa me imagino que es alucinante, muchas gracias por compartir e inspirarnos a realizar una aventura como esta

    • A sido un viaje genial, lo recordamos con mucho cariño ya que a sido nuestro primero fuera de España.
      Cuando vengan por estas tierras avisen y les mostramos los mejores rincones!

  2. Chicos, por favor! voy a denunciar este post porque hace mal leerlo! A partir que lo haces no podés frenar las ganas de ir por esos pueblo. Amé lo que cuentan y las fotos de Albi, no lo tenía en el radar ese pueblo, pero las imágenes son increíbles! Alguna vez un guía en Chicago le ha dicho a un europeo «tu garage tiene mas historia que toda esta ciudad», y es literal. Europa es un continente que no dejará jamás de sorprendernos por su belleza

    • Guauuuuuu! Acabo de emocionarme con tu comentario. Muchisimas gracias por tus palabras amigo!
      La verdad que recorrer el sur de Francia a sido una experiencia preciosa, cada pueblo que descubrimos nos gustaba más que el anterior.
      Nunca habíamos salido de nuestra tierra (España) y este viaje fue el detonante para querer salir a explorar el resto del mundo.
      Esperamos saltar de continente pronto y algún día descubrir su tierra también!
      Saludos y un abrazo enorme

  3. Woow me encanto la ruta y las fotografías que nos comparten debió de haber sido un viaje increíbleee! He hecho road trips solo en México pero me imagino que hacerlo en Europa debe de ser super! Por todos los paisajes que tienen, saludos viajeros

    • Muchas gracias Cristi!
      Todavía no tenemos la suerte de recorrer Europa pero como dices debe de ser increíble.
      Lo que hemos recorrido de Francia nos a encantado y de nuestro país España, que te voy a decir….Merece mucho la pena recorrerla, hay rincones preciosos.
      Saludos desde Barcelona

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here